Murales de Héctor Cruz García

Esta obra titulada “Génesis. Nacimiento de una Nación. Orígenes de la creación de la S.C.J.N.”, fue realizada en la Suprema Corte de Justicia de la Nación como parte de los festejos acordados por la Secretría de Educación Pública, siendo su titular el Lic. Miguel Limón Rojas durante el gobierno del C. Presidente Ernesto Zedillo Ponce de León, en conmemoración de la llegada del año 2000 y del inicio del tercer Milenio (Diario oficial de la Federación, 19 de agosto de 1998).

Los proyectos originales para estos murales fueron aprobados por unanimidad de los Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación el 29 de junio de 1999.

Descripción del Autor:

Esta obra mural está realizada sobre tres muros aparentes.

La técnica empleada en su ejecución artística es una técnica mixta de resinas acrílicas con los pigmentos apropiados.

Los trazos compositivos en estos murales forman una red geométrica que establece un orden, un ritmo, una dinámica acordes con el tema y con la arquitectura, para lograr una integración plástica, hacienda de este tríptico una unidad armónica.

La concepción temática de estos murales es desarrollada a través de imágenes simbólicas evocadoras; es una síntesis histórica, sin descripciones narrativas sino más bien sugerentes, para lograr un impacto visual.

En el muro lateral derecho, en una composición dinámica, convulsiva, turbulenta, surge la figura del Padre de la Patria, con un grito largamente contenido por los siglos de opresión. Se desprende elevándose, encabezando el Movimiento de Independencia y empuñando con fuerza el estandarte de la Virgen de Guadalupe, símbolo de identidad del mexicano. Seres fantasmagóricos son liberados de la esclavitud por Don Miguel Hidalgo. Arriba la Campana de Dolores se mueve con la dinámica envolvente de la composición. Abajo, la figura de El Pípila, como símbolo del pueblo, incendia y destruye toda una etapa histórica de represión. Cadenas, grilletes, formas agresivas y muros que se desmoronan consumidos por el fuego.

En el muro izquierdo, dentro de una composición igualmente dinámica donde predominan las diagonales, en la parte inferior y en un primer término, unas mujeres dolientes simbolizan el Drama y la Injusticia. Atrás de ellas un maguey destrozado como el hombre mismo. El maguey, por su forma, da la idea de una explosión de donde surge la rebelión del pueblo; destaca la imagen de una mujer, encabezando a una multitud enardecida. Hacia el fondo y en el horizonte, imágenes de insurgentes, en una sucesión de jinetes, con la figura de Morelos al frente, portando la bandera Doliente de Hidalgo. Todo este muro se desenvuelve dentro de una atmósfera de tormentas, filtraciones de luz, violentos contrastes y tierra que se tiñe de rojo para acentuar el dramatismo de esta lucha por la justicia.

Los muros laterales antes descritos son el marco histórico del muro central, donde fueron tomadas en cuenta las ideas y sugerencias del Presidente y demás Ministros de la Suprema Corte.

En la parte superior del muro central un águila republicana con las alas extendidas que surge de las luchas, denota una actitud protectora, de unidad y con los símbolos universales de la justicia, se transforma en el emblema de la Suprema Corte.

En el muro central se encuentran representados los grandes hombres de nuestra historia que recogieron los anhelos de justicia del pueblo: crear un orden y el equilibrio que dan las leyes y Constituciones y consumar plenamente la Independencia y el nacimiento de nuestra nación.

Entre los personajes que presiden este muro se encuentran: José María Morelos, Miguel Domínguez, Manuel de la Peña y Peña, Ignacio Ramírez, José María Iglesias, Benito Juárez, Sebastián Lerdo de Tejada, Ignacio L. Vallarta y Venustiano Carranza, Presidentes de la Suprema Corte de Justicia algunos de ellos.

En la parte inferior izquierda, destaca la presencia de la primera Ministra de la Suprema Corte, María Cristina Salmorán de Tamayo, acompañada de izquierda a derecha por Hilario Medina, Teófilo Olea y Leyva, Felipe Tena Ramírez, Silvestre Moreno Cora, Salvador Urbina y Gabino Fraga Magaña, Ministros distinguidos de mediados del siglo XX y uno de ellos de sus inicios.

Como antecedente histórico, en este muro central se encuentra el Primer Tribunal de Justicia creado por la Constitución de Apatzingán en Ario de Rosales, Michoacán, y en contraste, el presente edificio de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, con sus puertas abiertas para escuchar las demandas de justicia del pueblo mexicano.